ejes y programas de nuestra fundación

A través de este programa, Fundación Salud sin Fronteras promueve en el ánimo médico y en la población, la prescripción y el consumo de medicamentos genéricos, cuyos precios y calidades constituyan una opción accesible.

Esto con el fin primordial de lograr alcanzar el mayor bienestar de la población más necesitada con medicamentos a un costo más accesible, sin pretender competir con los altos precios que imponen algunas casas farmacéuticas para cubrir sus costos.

A su vez, siempre se está buscando en el mercado el lanzamiento de productos de bajo costo, que cumpla la rigurosidad médica y técnica a nivel internacional para uso de la población afectada, así como productos que se logren colocar en nuestros puntos al menor costo para el consumidor.

Un medicamento genérico reune todas las condiciones de calidad y suficiente bioequivalencia, ofrece la misma seguridad que cualquier otro medicamento. Todos los fármacos aprobados por un Ministerio de Salud pasan por los mismos controles de calidad, seguridad y eficacia.

Un medicamento genérico es el que no se distribuye con un nombre comercial y sin embargo, posee la misma concentración y dosificación que su equivalente de marca.

Los medicamentos genéricos producen los mismos efectos que su contraparte comercial, ya que poseen el mismo principio activo.

Para ello contamos con farmacias que buscar vender este tipo de medicamentos además de contar con los otros (no genéricos), esta farmacias están rotuladas, con el icono gráfico de FARMAGEN para la fácil identificación de la población.

Según la OMS, un medicamento genérico es aquel vendido bajo la denominación del principio activo que incorpora, siendo los suficientemente bioequivalente a la marca original, es decir, igual en composición y forma farmacéutica y con muy parecida biodisponibilidad que la misma. Puede reconocerse porque en el envase del medicamento en lugar de un nombre comercial, figura el nombre de la sustancia de la que está hecho, llamado principio activo en la nomenclatura DCI, seguido del nombre del laboratorio fabricante. En los países del caribe y Centroamérica se suele imprimir un ribete verde con letras blancas que le diferencian como Medicamento esencial a todos aquellos fármacos producidos sin un nombre comercial específico. Países como Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia y España son los principales mercados de genéricos en Europa, alcanzando porcentajes de hasta 68% del total de medicamentos; en otros países como Polonia representan casi el 80% del mercado. El conocimiento y cultura sobre el tema ha sido la diferencia de tantos años en la utilización y promoción continua en estos países. En el caso de Norte América también es sorprendente la participación de mercado que tienen los genéricos: Canadá 55% en 2009, Estados Unidos 69 %. El beneficio para el usuario final se traduce en el ahorro que esto representa al contar con la tecnología para producir los medicamentos cumpliendo los requisitos internacionales.